lunes, 18 de septiembre de 2017

Presentaron sus libros María Sueldo Müller y Omar Cao

En el dia de ayer domingo 17 de septiembre a la tardecita el señor Presidente de nuestra Biblioteca Popular Rotaria, Alberto Zaia, se hizo presente y acompaño la presentación de los libros "El dedo cruel de la sonámbula" de la escritora María Sueldo Müller y "El país de las estancias" del escritor Omar Cao, editados por la Editorial Cardo Azul, que se llevara a cabo en el Club Social San Justo.

Lo que no hay que olvidar en democracia

2006 - 18 de septiembre - 2017

Hoy se cumplen 11 años de la desaparición de Jorge Julio López.

Está desaparecido desde el 18 de septiembre de 2006 a los 77 años. Estuvo detenido durante la dictadura militar y fue testigo clave en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz. Desapareció luego declarar y cuando se dirigía a presencia la lectura de los alegatos.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Invitación a visitar el stand Nº 58 en la 10º Feria del Libro del Municipio de La Matanza

Hoy Domingo 17 de setiembre de 12:00 horas a 20:00 horas invitamos a visitar la maravillosa 10º edición Feria del Libro del Municipio de La Matanza, en donde estaremos presentes con la Biblioteca Popular Rotaria de Isidro Casanova, en el Stand Nº 58 de Bibliotecas Populares de La Matanza. Los esperamos la entrada es libre y gratuita.

Pasado, presente e historia para pensar

Fuente del Diario Página 12 - sección Contratapa (17-09-2017)
Persistencias
Bernardino Rivadavia, Juan Bautista Alberdi, Salvador María Del Carril y Arturo Jauretche.
Dorrego era amigo de “los de abajo”, tenía arraigo popular y buenas relaciones con las provincias. Esto lo condenó. También las famosas cartas de Juan Cruz Varela y Salvador María Del Carril. ¿Por qué fueron famosas estas cartas, por qué trascendieron cuando tantas cosas se ocultan? Hace poco, en este diario, el sacerdote Domingo Bresci escribió sobre los archivos de la Iglesia durante los años de la dictadura. Pidió que se revelaran, que salieran a luz. Difícil, están bien guardados. La Iglesia participa del poder de la Argentina y fue cómplice de la dictadura. ¿Por qué ese poder    –que escribe la historia a su antojo, el de los vencedores– no salvó a Del Carril y Varela, que eran figuras de la “civilización”? Para salvar al valiente y glorioso general Lavalle, que fue el “otro” San Martín, el del frente interno, el de las guerras civiles, el soldado de la ilustrada Buenos Aires. El que desenvainó su espada para derramar sangre de hermanos. La de Dorrego, en primer lugar y tal como se lo pidieron sus amigos unitarios. Juan Cruz Varela, consciente de la crueldad que le pedía a Lavalle, escribió: “Cartas como éstas, se rompen”. Pero no se rompieron. El fusilamiento de Dorrego fue un crimen imperdonable, había que entregar a alguien para salvar al evidente ejecutor, Lavalle. Se decidió contar la historia publicando las cartas de un poeta extraviado y de un áspero, duro unitario.
Rosas utiliza la muerte de Dorrego para asumir su primer mandato. Asume para vengar esa muerte y restablecer las leyes. Es, entonces, el Restaurador de las Leyes. Será, también, un estanciero keynesiano. Se lleva bien con los gauchos, los indios y los negros. Tuvo que hacerse gaucho para poder convocarlos. Será, para Sarmiento, el más gaucho de los gauchos, el más bárbaro de los bárbaros. Con sólo masticar el pasto de cualquier lugar de la pampa sabrá dónde se encuentra.
Después de fusilar a Dorrego, Lavalle envía a dos de sus coroneles a rastrillar la frontera sur. Son Federico Rauch y Ramón Estomba. Entre gauchos e indios matan dos mil hombres. Los atan a los cañones y ordenan hacer fuego. Estomba va enloqueciendo. Rauch es atrapado por los guerreros del jefe indio Arbolito. Le cortan la cabeza y la arrojan sobre Buenos Aires.
Rosas se presenta como “el vencedor de la anarquía”. Los jóvenes del Salón Literario –Alberdi, sobre todo– lo ven como la etapa del Orden, que sigue a Mayo, la de la Espada, y concluye con la Inteligencia, que representan Alberdi y sus amigos.
Rosas asume su segundo gobierno como el vengador de Facundo Quiroga. Antes, en 1834, su mujer, Encarnación Ezcurra, arma una revolución, la de los Restauradores, para imponer a Rosas como jefe del país. Encarnación muere joven, como Eva Perón, quien, como ella, será parte del movimiento del 17 de octubre, que gana el gobierno para Perón. La mujer bravía que lucha por el poder de su hombre persiste de Encarnación a Eva. A nuestra historia le gustan las simetrías.
Con Rosas llegan al gobierno los saladeristas de la pampa húmeda. La burguesía mercantil de Buenos Aires lo acepta porque quiere orden y no anarquía, que es perjudicial para los negocios. Las Provincias lo ven como un federal, una persistencia de Dorrego. Rosas exige la suma del poder público y la representación de las relaciones exteriores.
Alberdi (y, en menor grado, los jóvenes románticos, Echeverría, Sastre, Gutiérrez etc) le ofrece su apoyo. Hay aquí una importante persistencia que trama una necesaria guía de estudio: la relación de los intelectuales con el poder. Moreno y Castelli tenían el gobierno y eran sus propios asesores porque eran cultos. Luego, los asesores de Lavalle: Agüero, Varela, Del Carril. Después Alberdi y Rosas, lo que no fue. Rosas confió en Pedro de Angelis. Al fin del siglo XIX, la generación del 80 y Roca. En el siglo XX, Lugones y Uriburu. Forja y Perón. “Sur” y la Libertadora. Hasta los montoneros y el tercer Perón. Todos estos proyectos no funcionaron. Durante los días que corren tenemos a Alejandro Rozitchner y Macri, que vendrían a ser una persistencia de la dialéctica entre Alberdi y Rosas. ¿Quién dijo que la historia no progresa?
Por José Pablo Feinmann
Fuente: https://www.pagina12.com.ar/63404-persistencias

jueves, 14 de septiembre de 2017

Actualidad: El editor Juan Casamayor será premiado por la FIL

Cultura y Espectáculos
El editor Juan Casamayor será premiado por la FIL
El “loco” militante del cuento
El creador de la editorial Páginas de Espuma recibirá de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara el Homenaje al Mérito Editorial “por su militancia, empeño y especialización en torno al cuento, género que ha promovido con tenacidad y paciencia”.
Por Silvina Friera
Juan Casamayor y Encarnación Molina arrancaron con la editorial Páginas de Espuma en 1999.
Imagen: Bernardino Avila
 “Tú estás loco.” El diagnóstico surgió de la boca de Encarnación Molina –“Encarni”– cuando Juan Casamayor le propuso crear una editorial dedicada al cuento. “El gusanillo de la edición”, que poco tiene de cuerdo, es una terca criatura que no admite vacilaciones. La locura se materializó en septiembre de 1999. Entonces la pareja firmó el acta notarial de Páginas de Espuma, un sello que ha publicado a muchos de los cuentistas contemporáneos más importantes como Guillermo Arriaga, Ana María Shua, Luisa Valenzuela, Fernando Iwasaki, José María Merino, Guadalupe Nettel, Samanta Schweblin, Clara Obligado, Andrés Neuman, Eduardo Berti, Edmundo Paz Soldán, Antonio Ortuño, Ignacio Padilla y Eloy Tizón, entre tantos otros autores, junto con clásicos como Antón Chéjov, Honoré de Balzac, Fiódor Dostoievski, Émile Zola, Miguel de Unamuno, Eugène Ionesco y Guy de Maupassant. El tiempo le dio la razón al “loco”. Casamayor recibirá el Homenaje al Mérito Editorial de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) “por su militancia, empeño y especialización en torno al cuento, género que ha promovido con tenacidad y paciencia”. Este reconocimiento lo han obtenido en otras ediciones Antoine Gallimard, Beatriz de Moura, Jorge Herralde, Inge Feltrinelli, Adriana Hidalgo, Daniel Divinsky y Anne Marie Métailié.
“Asumo el premio como algo colectivo”, reconoce Casamayor desde Madrid. “En una editorial independiente, pequeña, muy militante y perseverante como Páginas de Espuma, no cabe otra concepción de cómo se recibe un reconocimiento así. Un editor se multiplica y tiene que hacer muchas cosas para que todo funcione, pero hay una constelación de mucha gente que ayuda. Una ineludible es Encarni, que lleva veinte años aguantándome en la vida y dieciocho como editora de Páginas de Espuma. El premio representa un umbral de emociones, de alegría y felicidad, con unos nervios que me recorren de arriba hacia abajo y que hablan de la responsabilidad o de un posible punto de inflexión para una mayor visibilidad de la editorial. Mi carácter germánico llama a la puerta y pregunta cómo vamos a armar el día a día de todo esto”, confiesa el editor español en diálogo con PáginaI12. Desde un balcón con mandarinos, donde funciona las oficinas del sello, Casamayor subraya que uno de los pilares de esta distinción ha sido el trabajo con la narrativa breve, pero agrega que también influye el compromiso de la editorial con América latina. “Creo que se premia una forma distinta de editar durante estos últimos veinte años en los que el paradigma del libro naufraga entre modelos viejos que no valen y nuevos por validar”.
–¿Qué significa militar en favor del cuento?
–La palabra militancia la he usado en muchísimas ocasiones y la ha recogido la FIL de Guadalajara en su texto. Es una militancia necesaria en torno al cuento, incluso tiene algo de resistencia, como aquellas antologías que muy exquisitamente Andrés (Neuman) tituló Pequeñas resistencias, que fueron semillas de la editorial y resumen ese inicio más combatiente, más militante, incluso en las portadas de nuestros libros poníamos “cuentos”. Sabíamos que podía ser difícil y que las personas iban a decir “el cuento no vende”. Esa militancia ha sido necesaria, pero no en el aspecto literario. El cuento no necesita que lo defienda Páginas de Espuma a nivel literario. Ese debate está muerto, es tierra yerma. Pero sí hemos tenido que realizar una militancia sobre la viabilidad del cuento como lectura final para un lector del siglo XXI; un trabajo de convicción con los interlocutores, que va desde el propio lector al librero y muchas veces también a los periodistas, para poco a poco ir allanando el camino. Quiero pensar que Páginas de Espuma en ese espacio lector, que es obligación de todo editor, ha podido aportar algo. La irrupción de talleres de escritura en los últimos veinte años en España ha sido radicalmente importante para el cuento, pero también la difusión por las nuevas tecnologías, desde las páginas webs hasta los blogs. Es verdad que ahora los editores mantienen un recelo distinto al que había ante los libros de cuentos. Estamos asistiendo a un crecimiento de lectores. Eso sí lo he notado en estos años y sería tonto negarlo. 
–Una parte destacada del catálogo de Páginas de Espuma está constituida por autores latinoamericanos. ¿Qué importancia tiene América latina para la editorial?
–Ser editor es ser lector. Un lector y editor nacido en los años ‘60 en España se formó como lector con el cuento latinoamericano. En el arranque de la editorial no hubo una premeditación de decir: “voy a publicar autores latinoamericanos, así iré creando una distribución”... América latina se fue acercando y nosotros nos fuimos aproximando. El compromiso latinoamericano se ha hecho fuerte en Páginas de Espuma, pero no solo como editor y como editorial. Latinoamérica es diecinueve realidades, con sus diferencias y semejanzas, y España solo es una. Es difícil publicar literatura en español y dejar a diecinueve partes de veinte afuera, aunque nuestra editorial esté en Madrid. Pero lo que más me importa y por eso sigo viajando a América latina, leyendo textos latinoamericanos, publicando autores latinoamericanos, es que me he enriquecido como persona con el trato con otras latitudes y con otras formas de mirar y de entender el mundo. Creo que eso me ha enriquecido tanto como para llevarme a una situación fronteriza en mi contacto con otras realidades lectoras, literarias y humanas. Mi compromiso latinoamericano es ser una editorial fronteriza a todas las formas de convivir.
Fuente: Diario Página12 (14 de septiembre de 2017) https://www.pagina12.com.ar/62741-el-loco-militante-del-cuento

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Salutación del Día del Bibliotecario

BIBLIOTECA POPULAR ROTARIA

Madrid Esquina Sarrachaga Nº6198 -  Isidro Casanova -  Código Postal 1765
Partido de La Matanza -  Provincia de Buenos Aires -  República Argentina
http://bibliotecapopularrotaria.blogspot.com.ar
Fundada el 13 de Septiembre de 1999
18 AÑOS DE SERVICIO EN NUESTRA COMUNIDAD
La Matanza, Isidro Casanova, Miércoles 13 de setiembre de 2017.
Sras. y Sres.
Bibliotecarios
Bibliotecas Populares, Especiales y Escolares
Presente
______________ S / D _________________
De nuestra mayor consideración:
Los integrantes de la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular Rotaria de Isidro Casanova, tienen el agrado de dirigirse a ustedes, a los efectos de saludarlos en el “Día del Bibliotecario".-
Por tal motivo, queremos felicitar a todos en su día, quienes son artífice principal de poder tener abiertas las puertas de las bibliotecas populares a los estudiantes y al público en general, con gran sacrificio y vocación de servicio comunitario en post de la educación y la cultura.-
Sin otro particular, nos despedimos de ustedes y reciban nuestro cordial saludo.-
Atentamente.-

Elsa Pauluzzi
Secretaria
Alberto J. Zaia
Presidente