miércoles, 23 de enero de 2019

Actualidad

ECONOMÍA
El déficit comercial de 2018 alcanzó los 3820 millones de dólares, pese a la baja en importaciones
El año que vivimos en desequilibrio
La fuerte devaluación a partir de mayo cambió la tendencia, pero no alcanzó a provocar un impacto positivo en el comercio exterior que revirtiera el déficit acumulado en los meses previos. Este año volvería el superávit, por la recesión interna.
Entre enero y mayo, antes del estallido, la balanza comercial registraba
un déficit de 4542 millones de dólares. Imagen: NA
El resultado del comercio exterior anotó un déficit de 3820 millones de dólares durante 2018, por debajo del rojo de 8309 registrado en 2017, informó ayer el Indec. Esa mejora en la comparación interanual se explica sobre todo por una fuerte caída de las importaciones en los últimos meses del 2018, en línea con la crisis económica local, mientras que las exportaciones mostraron una leve suba. También contribuyó a la mejora del resultado comercial una mejora en los términos del intercambio por una caída de los precios de importaciones. Autos, petróleo, carnes, cereales y productos lácteos dieron impulso a las exportaciones, mientras que en las importaciones hubo fuerte caída de autos, camiones, computadoras y teléfonos y autopartes, entre otros. La relación comercial más deficitaria para la economía argentina se dio con China, con un déficit de 7597 millones de dólares a lo largo del año pasado. En diciembre último, las exportaciones superaron a las importaciones en 1369 millones de dólares.
Según la consultora Ecolatina, en el año en curso la balanza comercial volvería a mostrar superávit, por un monto que se estima en 7 mil millones de dólares. Esa previsión se configura asumiendo que la economía se comportará de manera similar a lo que fue el cuarto trimestre del año pasado. “Un escenario pesimista para el resto de las variables, actuaría de manera favorable en el frente externo”, dice el informe. 
 La economía nacional presenta un cuadro de ajuste recesivo clásico, en donde la fuerte devaluación del peso dispara la inflación y la caída del poder adquisitivo y la consiguiente depresión operan a la baja sobre las importaciones, que básicamente dependen del nivel de actividad interno y de la marcha de los salarios reales. En cambio, en el corto plazo la devaluación mejora algunas exportaciones, antes de que la inflación impacte en los costos y “se coma” la mejora de la competitividad cambiaria.
 El desempeño del comercio exterior del año pasado tiene un antes y un después en la explosión cambiaria y modificó todo el escenario macroeconómico. Entre enero y mayo, antes del estallido, la balanza comercial registraba un déficit de 4542 millones de dólares, superior al rojo de 1860 millones de dólares que se registraba en el mismo período de 2017. Hasta ese momento, las exportaciones subían a un ritmo del 7,7 por ciento, mientras que las importaciones lo hacían al 17,9 por ciento. A partir de allí, las importaciones bajaron 7,5 por ciento interanual en junio, tuvieron un leve repunte de 2,3 en julio, se mantuvieron en agosto y luego bajaron 21,2; 18,2; 29,2 y 27,1 por ciento en septiembre, octubre, noviembre y diciembre, respectivamente. En consecuencia, entre junio y diciembre del año pasado el resultado comercial tuvo un superávit de 721 millones de dólares, frente a un déficit de 6449 millones en los mismos meses de 2017.
 Junto a la caída de la inversión privada, ante las malas perspectivas del mercado interno y las jugosas tasas de interés que invitan a la colocación financiera, la importación de bienes de capital cayó el año pasado un 17,9 por ciento por la baja en el ingreso de equipos de transporte industrial, mientras que piezas y accesorios para bienes de capital se redujo en un 5,8 por ciento. Por su parte, la caída del poder adquisitivo impactó a la baja en las importaciones de bienes de consumo (-5,2 por ciento) y en la compra externa de autos –uno de los principales rubros de las importaciones– que mostró una caída de unos mil millones de dólares. Uno de los capítulos de las importaciones que tuvo una suba fue porotos de soja, para suplir la falta de insumo dada por la sequía.
 A lo largo del año pasado, las exportaciones tuvieron una suba del 5,1 por ciento motivada por el avance de los precios internacionales, mientras que las cantidades vendidas al exterior bajaron en un 0,5 por ciento. En el informe del centro de estadística oficial se detalló la composición por sectores de estas exportaciones. El 22,7 por ciento se explicaron por ventas de productos primarios, mientras que el 37,2 por ciento fueron manufacturas de origen agropecuario. A su vez, el 33,2 por ciento fueron manufacturas de origen industrial y 6,8 por ciento combustibles. Esta radiografía del Indec indica que las exportaciones locales continúan reprimarizándose. Las actividades de menor valor agregado tienen el mayor peso sobre las ventas del país.
Fuente: Página 12, Economía, 23 de enero de 2019.

Historia

1989 - 23 de Enero – 2019
Asalto a La Tablada
En fotos: imágenes históricas del asalto a La Tablada, a 30 años del ataque
Enfrentamiento en el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Víctimas del enfrentamiento en el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Víctimas del enfrentamiento en el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Policías participan del enfrentamiento en el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Policías participan del enfrentamiento en el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
El Ex Presidente Alfonsín recorre el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
A 30 años del asalto a La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Soldados y enfermeras descansan a las afueras del regimiento Foto: Archivo LA NACION
A 30 años del asalto a La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Soldados recuperan armamento en el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
La prensa se cubre en la garita de un colectivo Foto: Archivo LA NACION
A 30 años del asalto a La Tablada Foto: Archivo LA NACION
A 30 años del asalto a La Tablada Foto: Archivo LA NACION
A 30 años del asalto a La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Víctimas del enfrentamiento en el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Policías participan del enfrentamiento en el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Policías participan del enfrentamiento en el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Policías participan del enfrentamiento en el regimiento de La Tablada Foto: Archivo LA NACION
Producción de Archivo y Edición Fotográfica: Juan Trenado y Marcos Huisman
Fuente: Diario La Nación, 23 de enero de 2019.

Día del Músico

23 de Enero
Día del Músico
La Biblioteca Popular Rotaria saluda y
les desea a todos los músicos un ¡Feliz Día!
Un poco de historia
¡Feliz cumple Flaco! Hoy Luis Alberto Spinetta cumpliría 69 años
Desde 2015, cada 23 de enero se celebra el Día del Músico en la Argentina, en honor a la fecha en la que nació Luis Alberto Spinetta.
Cada 23 de enero se celebra el Día del Músico en la Argentina, en homenaje a la fecha en la que nació Luis Alberto Spinetta. Hoy cumpliría 69 años.
A diferencia del Día de la Música, que se conmemora el 22 de noviembre de cada año en muchas partes del mundo, no existía una fecha específica para hacer un homenaje a todos los músicos argentinos. Esta falta fue subsanada en 2015 al aprobarse la ley 27.106.
“La actividad musical en general, y los músicos en particular, necesitamos un día en el cual se pueda debatir e intercambiar opiniones sobre las condiciones en las cuales se realiza nuestra actividad, ya sea en la posibilidad de tener mejores condiciones laborales; inclusión en los beneficios sociales; aportes jubilatorios; ART por si un músico tiene un accidente o si una música mujer queda embarazada”, afirmó en una entrevista con Perfil Diego Boris Maccioco, presidente del Instituto Nacional de la Música (INAMU), uno de los impulsores de la ley.
“Hacía muy poco que había fallecido Luis Alberto Spinetta y se entendió que él tenía todas las condiciones como compositor; intérprete vocal y en instrumento, a la vez que había participado muy fuerte al mostrar su apoyo en todo lo que fue la construcción de los puntos principales de lo que fue el proyecto de la Ley Nacional de la Música. Nos pareció que la fecha de su nacimiento era la apropiada y la Ley se aprobó por unanimidad en el Senado”, agregó el funcionario.
Apodado “El Flaco”, Spinetta es considerado como uno de los más grandes músicos de la Argentina y de América Latina. En 1997, la revista Billboard lo definió como el “ícono del rock argentino”. Murió en 2012 a la edad de 62 años.
Spinetta fundó varios de los grupos más importantes de la historia de la música nacional, tales como Almendra, Pescado Rabioso, Invisible, Spinetta Jade y Spinetta y los Socios del Desierto.
Cantante, guitarrista, poeta, escritor y compositor, su perfil multifacético le permitió componer algunos de los temas más recordados, entre ellos Muchacha (ojos de papel), declarado en 2002 por la revista Rolling Stone y la MTV como la segunda mejor canción de la historia del rock argentino.
El recuerdo de Iprofesional al “flaco” Spinetta. Canciones que son para siempre:

Video: SPINETTA - ALMENDRA / MUCHACHA (OJOS DE PAPEL)

Fuente: IProfesional, 23 de enero de 2019.

Paz y Amor

Frases de paz y amor para aplicar en la vida diaria
La paz y el amor al prójimo son dos conceptos esenciales para la vida cotidiana. A través de ellos conseguimos que nuestras relaciones se desarrollen dentro de un marco de cordialidad, consenso y sentimientos verdaderos.
Es habitual oír y ver frases de paz y amor en diversos escenarios de nuestro entorno inmediato. Los medios de comunicación, las expresiones artísticas, los encuentros en los que participamos y los mensajes que recibimos a diario son algunos de los vehículos más habituales para la difusión de estas frases.
Esto es necesario no porque hayamos olvidado su significado, sobre el cual existe un consenso más o menos generalizado. Al contrario, el objetivo es afianzarlo y dejar clara su importancia para nuestro crecimiento individual y social.

Ejemplos reconocidos de frases de paz y amor

La paz y el amor valen poco si no los practicamos. Su esencia verdadera es la acción, y por ello debemos tenerlos presentes en nuestra vida diaria, sea cual sea el área en la que nos desenvolvamos como individuos.
Podemos encontrar frases de paz y amor de distinta naturaleza, pronunciadas por personajes de todo tipo y en épocas diversas. Sin embargo, cuando se trata de grandes personalidades su efecto es mucho mayor y por lo general alcanzan un impacto y un grado de influencia propios de la condición del personaje.
Las hay inspiradoras, reflexivas, analíticas, históricas, cultas, interpretativas, formales o dirigidas a escenarios específicos. Sea como sea, se trata de frases de paz y amor que abordan la naturaleza de estos dos valores y exploran sus múltiples posibilidades.
Seguro que conoces numerosas frases de paz y amor que te han inspirado o que has puesto en práctica alguna vez. Pues bien, a continuación te proponemos una lista con varios ejemplos de frases formuladas por personalidades de diversos ámbitos. ¿Te suena alguna de ellas?

1) “Si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida”: Pablo Neruda, poeta chileno.
Uno de los escritores chilenos más reconocidos deja claro en esta frase que, al menos para él, el valor supremo de la vida es el amor, al que dedicó numerosos poemas y libros, sobre todo en la faceta del amor romántico.

2) “El amor es la alegría de los buenos, la reflexión de los sabios y el asombro de los incrédulos”: Platón.
Fiel a su estilo, uno de los máximos exponentes de la filosofía y el pensamiento griego antiguo liga el amor con otros valores, como la bondad, la sabiduría y la conciencia o ausencia de ignorancia.

3) “La paz es hija de la convivencia, la educación y el diálogo”: Rigoberta Menchú, premio Nobel de Paz.
Para esta activista guatemalteca, la paz no es un valor en sí misma; es, por el contrario, una suma de otros valores, como la convivencia pacífica, el consenso y, sobre todo, la necesidad de una educación en valores.

4) “La serenidad no es estar a salvo de la tormenta; es encontrar la paz en medio de ella”: Tomás de Kempis.
La paz constituye, al menos para este monje agustino del siglo XV, un sinónimo de serenidad. Para alcanzarla, asegura, es necesario buscarla y encontrarla aun en las condiciones más adversas.

5) “El amor consuela como el resplandor después de la tormenta”: William Shakespeare.
Para el escritor británico más famoso de la historia, el amor tiene un evidente efecto terapéutico: el del consuelo. En esta frase deja claro que no existe mejor bálsamo ante las adversidades de la existencia que el amor al otro o a los otros.

Frases de paz y amor encontramos todos los días y en distintos escenarios. Están allí con el fin de recordamos lo importantes que son estos dos valores para el crecimiento personal y las relaciones que establecemos con quienes nos rodean.